PSICOTAROT

Las tormentas hacen que los árboles tengan raíces más profundas. DOLLY PARTON

Para crecer más alto y ofrecer sus frutos…

EL CAMINO

El Tarot es un libro de conocimiento compuesto de imágenes y símbolos. Un libro que habla del potencial viaje del ser humano a través de la escalera del Ser: un mapa imaginal de los distintos niveles de conciencia y de su correlato en nuestra vida; un ciclo de transformación hacia la profundidad/elevación del Ser.

Según la psicología analítica desarrollada por Carl G. Jung, los Arcanos Mayores del Tarot son arquetipos de transformación: símbolos del eterno devenir del Ser. Son imágenes vivas y poéticas de procesos vitales, anímicos y espirituales, cuya integración permite una mayor profundidad: un proceso que conduce a la plenitud del potencial humano. Cada nueva etapa en la escalera del Ser implica una prueba distinta. Los riesgos y los descubrimientos de cada arquetipo varían, y la distribución que presentan a lo largo de los 22 Arcanos Mayores del Tarot de Marsella plasma un orden cósmico externo e interno: una lógica natural en el despliegue del potencial del universo a través del órgano portador de conciencia, es decir, nosotros.

10478532_1445274772416353_6978518507180261808_n

Los símbolos del Tarot nos permiten analizar la repetición de esquemas y patrones: desvelan el origen de las heridas y los bloqueos a través de un diálogo con nosotros mismos. En este sentido, una lectura de Psicotarot tiene un efecto terapéutico innegable: es el primer peldaño para descubrir el núcleo de nuestra situación presente. Nos reconocemos, y en el instante de descubrir la herida o el bloqueo, algo en nuestro interior se diluye. El reconocimiento de la herida es el primer paso para aceptarla e integrarla en un proceso posterior, que exige elaboración terapéutica. Sanar no significa curar/eliminar. Sanar significa reconocer y aceptar la herida: volverse humano. Crecer en profundidad. Toda crisis/dolor implica una posibilidad de transformación a un nivel más profundo. A mayor profundidad, mayor conciencia. Y a mayor conciencia, mayor presencia ante lo real: el Misterio. El Mundo XXI. Un mundo que necesita de nuestra PASIÓN (Mago I) y de nuestra ESENCIA (Loco).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *